Daniel Varé. Págine di un diario in Estremo Oriente.

“Nuova Antología” del 16 de setiembre - 1 de octubre de 1928. Varé es un diplomático italiano, ministro en China no sé de que grado. Ha firmado el acuerdo entre el gobierno italiano y el de Chiang Kai-Shek en el año 1928 ó 1929. Estas páginas de diario son desastrosas tanto literariamente como desde cualquier otro punto de vista. A los diplomáticos debería serles prohibida toda publicación (no sólo por lo que respecta a la política) sin el placet de una comisión especial de revisión constituida por personas inteligentes, porque sus boberías extra-diplomáticas perjudican al gobierno tanto como las diplomáticas y ofenden el prestigio del Estado que le ha encargado su representación.

El ministro plenipotenciario Antonino D’Alía ha escrito un Saggio di scienza politica (Roma, Treves, 1932, in 8vo., pp. XXXII-710) que sería conjuntamente una historia universal y un manual de política y de diplomacia (según Alberto Lumbroso, que lo exalta en el “Marzocco” del 17 de abril de 1932).

La feria del libro.

Ya que el pueblo no va hacia el libro (hacia un cierto tipo de libro, el de los literatos profesionales) el libro irá hacia el pueblo. La iniciativa fue lanzada por la “Fiera Letteraria” y por su director de entonces Umberto Fracchia, en el año 1927 en Milán. La iniciativa en sí no era mala y ha dado algunos pequeños resultados. Pero la cuestión no fue afrontada en el sentido de que el libro para ir hacia el pueblo debe convertirse íntimamente en nacional-popular y no sólo “materialmente”, con puestos de baratijas, canillitas, etc. En realidad, una organización para llevar el libro al pueblo existía y existe y está representada por los “pontremolesi”, pero el libro así difundido es de la más baja literatura popular, del Segretario degli amanti al Guerino, etc. Esta organización podría ser “imitada”, ampliada, controlada y provista de libros menos necios y con mayor variedad de elección.

G. Zonta. 15 (II) 24.

Es necesario tener en cuenta la gran Storia della letteratura italiana de Giuseppe Zonta, en cuatro gruesos volúmenes, con notas bibliográficas de Gustavo Balsamo-Crivelli, publica-da por Utet de Turín, por la atención especial que el autor parece haber dado al influjo social en el desarrollo de la actividad literaria. La obra, publicada en fascículos del 1928 al 1932, no ha dado lugar a grandes discusiones, según parece, de las publicaciones disponibles (he leído una sola nota hecha de prisa en la “Italia Letteraria”). Zonta, por otro lado, no es un recién llegado en el campo de la filología (confrontar su L’anima dell’Ottocento de 1924).

www.gramsci.org.ar