Enrico Thovez.

Al tratar la cuestión del carácter no nacional-popular de la literatura italiana, pero especialmente al hacer la historia de la actitud de toda una serie de literatos y de críticos, que sentían la falsedad de la tradición y el falso sonido de su íntima retórica, de su no adherencia a la realidad histórica, es necesario no olvidar a Enrico Thovez y a su libro Il pastore, il gregge y la zampogna [rebaño-gaita]. La reacción de Thovez no ha sido justa, pero lo que importa en este caso es que haya reaccionado, es decir, que haya sentido al menos que algo no andaba.

Su distinción entre poesía de forma y poesía de contenido era falsa teóricamente. La llamada poesía de forma está caracterizada por la indiferencia por el contenido, es decir, por la indiferencia moral, pero esto también es un “contenido”, el “vacío histórico y moral del escritor”. Thovez en gran parte se enlazaba a De Sanctis por su aspecto de “innovador de la cultura” italiana, y hay que considerarlo junto con la “Voce” como una de las fuerzas que trabajaban, a decir verdad caóticamente, por una reforma intelectual y moral en el período anterior a la guerra.

Sobre Thovez sería necesario ver también las polémicas que suscitó con su actitud. En el artículo Enrico Thovez poeta e il problema della formazione artistica de Alfonso Ricolfi en la “Nuova Antologia” del 16 de agosto de 1929 hay algunos elementos útiles, pero demasiados pocos. Necesitaría encontrar el artículo de Prezzolini Thovez il precursore.

www.gramsci.org.ar