Las “renuncias descriptivas” en La Divina Comedia.

De un artículo de Luigi Russo, Per la poesia del Paradiso dantesco, (en el “Leonardo” de agosto de 1927) extraigo algunas referencias a las “renuncias descriptivas” de Dante que, en todo caso, tienen diferente origen y explicación que las del episodio de Cavalcante. De ellas se ha ocupado Augusto Guzzi en la “Rivista d’Italia” del 15 de noviembre de 1924, pp. 456-479 (Il Paradiso e la critica del De Sanctis). Russo escribe: “Guzzo habla de las “renuncias descriptivas” que son frecuentes en el Paraíso: --Qui vince la memoria mia lo ingegno--, --Se mo’ sonasser tutte quelle lingue--, etc. y considera que ésta es una prueba de que, donde Dante no puede transfigurar celestialmente la tierra, “antes de dar vuelta, invertir, violentar la experiencia con abstracta y artificial fantasía, renuncia a describir el fenómeno celeste” (p. 478). Aquí también Guzzo, como los demás dantistas, cae víctima de una valoración psicológica de muchos versos similares que hay en el Paraíso. Es típico el caso de Vossler que alguna vez se sirvió de estas “renuncias descriptivas” del poeta como si fuesen confesiones de impotencia fantástica para concluir, sobre el testimonio del propio artista, en la inferioridad del tercer cántico. Recientemente, en un arrepentimiento crítico, Vossler, volvió a referirse a estas renuncias descriptivas para atribuirles un valor religioso, como si el poeta quisiese advertir, de trecho en trecho, que ése es el reino del absoluto trascendente.* A mi me parece que el poeta jamás es tan expresivo como en esta confesión de impotencia expresiva, la cual, en verdad, es considerada no en su contenido (que es negativo), sino en su tono lírico (que es positivo y, algunas veces, hiperbólicamente positivo). Es la poesía de lo inefable; y no es necesario cambiar la poesía de lo inefable por la “inefabilidad poética.”

* Die göttliche Komoedie, 1925, II. Band, pp. 771-772.

Para Russo, no se puede hablar de renuncias descriptivas en Dante. Se trata, en forma negativa, de expresiones plenas, suficientes, de todo aquello que se agita verdaderamente en el pecho del poeta. Russo lo menciona en la nota a un estudio suyo, Il Dante del Vossler e l’unità poetica della Commedia, en el volumen XII de los “Studi Danteschi”, dirigidos por Michele Barbi, pero la censura de Vossler se debe referir a sus tentativas de jerarquizar artísticamente los tres cánticos.

www.gramsci.org.ar