Criterios metodológicos.

Al Confrontar críticamente una “disertación”, puede haber problemas e: 1) valorar si el autor dado ha sabido extraer, con rigor y coherencia, todas las consecuencias de las premisas que ha tomado como punto de partida (o de examen). Puede ocurrir que falte el rigor, la coherencia, que haya omisiones tendenciosas, que esté ausente la “fantasía” científica (es decir, que no se sepa ver toda la fecundidad del principio tomado, etc.); 2) valorar los puntos de partida (o de examen), las premisas, que pueden ser negadas de raíz, o limitadas, o demostradas como no válidas históricamente; 3) investigar si las premisas son homogéneas entre sí, o si por incapacidad o insuficiencia del autor (o ignorancia del estado histórico de la cuestión) han ocurrido contaminaciones entre premisas y principios contradictorios, heterogéneos o históricamente no aproximables. Así la valoración crítica puede tener diversos fines culturales (o también polémico-políticos); puede tender a demostrar que individualmente, Fulano es incapaz y nulo; que el grupo cultural al que Fulano pertenece es científicamente insignificante; que Fulano, que “cree” o pretende pertenecer a un grupo cultural, se engaña o quiere engañar; que Fulano se sirve de las premisas teóricas de un grupo respetable para extraer conclusiones tendenciosas y particularistas, etc.

www.gramsci.org.ar