Ugo Bernasconi.

Escritor de máximas morales, cuentista, crítico de arte y creo que también pintor. Colaborador del “Viandante” de Monicelli y por ello con una cierta tendencia. Se podrían extraer algunas de sus máximas mejores. “Vivir es siempre un adaptarse. Pero adaptarse a algo para salvar otra cosa. En esta alternativa se forma y se revela todo el carácter de un hombre”.

“La verdadera Babel no es tanto aquella donde se hablan lenguas diferentes, sino aquella donde todos creen hablar la misma lengua, y cada uno da a las palabras un significado diferente.”

“Es tanto el valor del pensamiento teórico para un obrar proficuo que a veces puede dar un buen fruto también la más tonta de las teorías, que es esta: no teoría sino hechos” (“Pégaso” de junio de 1933).

Innoble pijama.

Bruno Barilli en un artículo de la “Nuova Antologia” (16 de junio de 1929) llama al uniforme de la cárcel: “aquella especie de innoble pijama”. Pero quizás muchos modos de ver y de pensar a propósito de las cosas carcelarias ya han ido cambiando. Cuando estaba en la cárcel de Milán he leído en la “Doménica del Corriere” una “tarjeta del público” que decía más o menos: “En un tren se encuentran dos y uno dice que ha estado veinte años en la cárcel.—Por razones políticas por cierto—dice el otro”. Pero la agudeza epigramática no está en esa respuesta, como podría parecer por la referencia. De la “tarjeta” se deduce que el haber estado en la cárcel no despierta repulsión ya que puede haber sido por razones políticas. Y las “tarjetas del público” son uno de los documentos más típicos del sentido común popular italiano. Barilli está asimismo por debajo de este sentido común: filisteo para los filisteos clásicos de la “Domenica del Corriere”.

Riccardo Balsamo-Crivelli.

A propósito de las “tarjetas del público” de la “Domenica del Corriere” tener en cuenta este inciso del señor Domenico Claps (“L’Italia che scrive”, junio de 1929) en un artículo sobre Riccardo Balsamo-Crivelli (¡que en el título y en el sumario es confundido eon Gustavo!): Quién habría dicho que este libro [Cammina... cammina... ] sería adoptado como texto de idioma en la Universidad de Francfort?”

¡ Ay de él ! ¡ Si supiera que antes de la guerra, en la Universidad de Strasburgo adoptaban coma texto de idioma las “tarjetas del público”! Naturalmente, por Universidad es necesario entender sólo el seminario de filología romance, que escoge no al profesor, sino únicamente al lector de italiano que puede ser un simple estudiante universitario italiano; y por “texto de idioma” es necesario entender el texto que dé a los estudiantes alemanes un modelo de la lengua hablada por el término medio de los italianos y no de la lengua literaria o artística. La elección de las “tarjetas del público” es por lo tanto muy sensata y el señor Domenico Claps es también él un “italiano miserable”, al cual el señor Balsamo-Crivelli debería mandar, los padrinos.

www.gramsci.org.ar