Floriano del Secolo, Contributo a la biografía di Oriani.

Con lettere inedite, en el “Pegaso” de octubre de 1930. Aparece Oriani en la llamada “tragedia” de su vida intelectual de “genio” incomprendido por el público nacional, de apóstol sin partidarios, etc. ¿Pero fue un “incomprendido” o se trataba de una esfinge sin enigmas, de un volcán que vomitaba sólo ratoncitos? ¿Y en la actualidad, Oriani se ha vuelto “popular”, “maestro de vida” etc.? Mucho se publica sobre él, pero, ¿ se compra y se lee la edición de sus obras? Esto es dudoso.

Oriani y Sorel (en Francia). Pero Sorel fue enormemente más actual que Oriani. ¿Por qué Oriani no logró formarse una escuela, un grupo de discípulos? ¿Por qué no organizó una revista? Quería ser “reconocido” sin esfuerzo de su parte (que no fuera los lamentos dirigidos a los amigos más íntimos). Falto de voluntad, y de actitudes prácticas, deseaba, sin embargo, influir en la vida política y moral de la nación. Aquello que lo tornaba antipático para muchos debía ser, justamente, la opinión instintiva de que se trataba de un veleidoso que quería ser pagado antes de haber concluido la obra, pretendía ser reconocido como “genio”, “jefe”, “maestro”, por derecho divino afirmado por él perentoriamente. Por cierto, desde un punto de vista psicológico, Oriani debe ser aproximado a Crispi y a toda una capa de intelectuales italianos que, en ciertos representantes más bajos, caen en el ridículo y en la farsa intelectual.

www.gramsci.org.ar