Il Guerin Meschino.

En el “Corriere della Sera” del 7 de enero de 1932 se publica un artículo firmado por Radius con este título: I classici del popolo, Guerino detto il Meschino. El sobre-título I classici del popolo es vago e incierto: el Guerino, con toda una serie de libros similares (los Reali di Francia, Bertoldo, historias de bandidos, historias de caballeros, etc.), representa una determinada literatura popular, la más elemental y primitiva, difundida entre los estratos más atrasados y “aislados” del pueblo, especialmente en el Mezzogiorno, las montañas, etc. Los lectores del Guerino no leen a Dumas o Los miserables y mucho menos a Sherlock Holmes. A estos estratos corresponde un determinado folklore y un determinado “sentido común”.

Radius sólo ha hojeado el libro y no tiene mucha familiaridad con la filología. Da un significado extravagante de Meschino: “el apodo fue atribuido al héroe por conducto de su gran indigencia genealógica”. Error colosal que cambia toda la psicología popular del libro y la relación psicológica-sentimental de los lectores populares hacia el libro. En seguida se evidencia que Guerino es de estirpe real, pero su infortunio lo convierte en “siervo”, es decir, “mezquino” como se decía en el Medioevo y como se encuentra en Dante (en la Vita nova, recuerdo perfectamente). Se trata, por consiguiente, de un hijo de rey reducido a la esclavitud que reconquista, por sus propios medios y con la voluntad su rango natural. En el pueblo más primitivo existe un respecto tradicional al nacimiento que se convierte en “afectuoso” cuando el infortunio golpea al héroe y en entusiasmo cuando el héroe reconquista, contra el infortunio, su posición social.

Guerino como poema popular “italiano”. Desde este punto de vista es de subrayar cuan rústico y confuso es el libro, es decir, cómo no ha sufrido ninguna elaboración y perfeccionamiento, dado el aislamiento cultural del pueblo, abandonado a su suerte.

Quizás por esta razón se explica la ausencia de intrigas amorosas, la completa ausencia de erotismo en el Guerino.

El Guerino como “enciclopedia popular”. Observar cuan baja debe ser la cultura de los estratos que leen el Guerino y que poco interés tienen por la “geografía” por ejemplo, para conformarse y tomar en serio al Guerino. Se podría analizar el Guerino como “enciclopedia” para obtener indicaciones sobre la rudeza mental y la indiferencia cultural del vasto estrato de pueblo que todavía se nutre de él.

www.gramsci.org.ar