LITERATURA Y VIDA NACIONAL

Presentamos al lector, ordenadas por tema, más de ciento cincuenta notas sobre literatura y crítica de la cultura que Gramsci ha dejado dispersas en una veintena de sus “Cuadernos de la Cárcel”. El hilo conductor de estas notas lo constituye la cuestión del carácter no nacional-popular de la literatura italiana, las relaciones entre cultura, arte y vida nacional; cuestiones estas que han sido estrechamente vinculadas con otros problemas de la historia y la política italiana en muchos de los escritos publicados, del autor, en otros volúmenes. Para Gramsci es indiscutible la unidad orgánica de ‘los problemas fundamentales de la literatura y de la lengua nacional con los problemas de la formación y del desarrollo de la nación italiana, por eso en sus escritos señala la falla de las clases intelectuales y dirigentes al no haber tomado conciencia de esa unidad, y “tal vez sea verdad que no se ha tenido el coraje de plantear en forma exhaustiva la cuestión, porque de una tal formulación rigurosamente crítica y consecuente se temían derivasen inmediatamente peligros vitales para la vida nacional unitaria”. “Por otro lado—agrega Gramsci—ninguno de tales problemas puede ser resuelto aisladamente, (en cuanto son presentes y vitales)... Por lo tanto, una consideración crítica y desapasionada de todas estas cuestiones... (unidad de la lengua, relación entre arte y vida, cuestión de la novela y de la novela popular, cuestión de una reforma intelectual y moral, es decir, de una revolución popular que cumpla la misma función que la Reforma protestante en los países germánicos y que la Revolución francesa, cuestión de la “popularidad” del Risorgimento...) puede dar la pista más útil para reconstruir los caracteres fundamentales de la vida cultural italiana” *. Este volumen directa y orgánicamente esta vinculado con los dedicados a los intelectuales, al Risorgimento y a Maquiavelo, y viene a completarlos presentando bajo nuevos aspectos, muchos de los problemas fundamentales en ellos tratados. Este volumen está  también estrechamente ligado al dedicado a Croce, ya que aquí también prosigue la crítica ininterrumpida de las concepciones crocianas que evidencia en alto grado la importancia que Gramsci, en función marxista, atribuye a la función de la cultura en la vida política y en la historia de un pueblo.

* Ch. pág. 76 del presente volumen.

A diferencia de los otros volúmenes este no contiene solamente escritos de los “Cuadernos de la Cárcel”. En la segunda parte se han reunido las crónicas y escritos teatrales*  que Gramsci escribió en los años 1919-20 para la edición del “Avanti!”  de Turín. Esas crónicas ofrecen un cuadro casi completo, vivo e interesante de la vida teatral turinesa durante ese período y constituyen un testimonio de la simplicidad de lenguaje, con lo que, a pesar del ritmo apresurado e impuesto por el trabajo de un diario, Gramsci lograba presentar arduos problemas culturales a los lectores obreros del diario socialista; sin disminuir para nada el vigor y la agudeza de su juicio crítico. Y si bien en esa época—y particularmente en esos primeros años—Gramsci, fuera, como él mismo dice, “más bien de tendencia crociana”** , en la lectura de estas notas resulta evidente que también entonces, e incluso en sus juicios literarios, ya estaba en pleno desarrollo la nueva concepción que quince o veinte años después se expresaría vigorosa y coherente en ‘las notas literarias y culturales de los “Cuadernos de la Cárcel”.

* Para la edición en español de esta obra de Antonio Gramsci, Editorial Lautaro ha realizado una selección de estas Crónicas Teatrales, con el criterio, al suprimir, de que ellas estaban dirigidas al público italiano de la época y que algunas, en la actualidad, han perdido interés para el lector de América y España.

** Cfr. “El materialismo histórico y la filosofía de Benedetto Croce”, Ed. Lautaro, pág. 197, 1958.

www.gramsci.org.ar