Industria americana.

En el número del 16 de febrero de 1930 de la "Nuova Antologia" se publican los siguientes artículos: 1) Punti di vista sull'America - Spirito e tradizione americana del profesor J. P. Rice (Rice fue designado en 1930 por la Italy - America Society de New York para dar el ciclo anual de conferencias establecido por la Fundación Westinghouse para intensificar las relaciones entre América e Italia); el artículo vale poco; 2) La rivoluzione industriale degli Stati Uniti, del ingeniero Pietro Lanino, interesante para ver cómo un acreditado publicista y teórico de la industria italiana no ha entendido nada del sistema industrial del capitalismo americano (Lanino escribió en 1930 una serie de artículos sobre la industria americana, en la "Rivista di politica economica" de las sociedades por acciones). Desde el primer parágrafo Lanino afirma que en América ha ocurrido "una subversión completa de aquellos que hasta ahora habían sido los criterios económicos fundamentales de la producción industrial. La ley de la demanda y de la oferta renunciada en los salarios y costo de producción disminuido a pesar del aumento de estos últimos". No se ha renunciado a nada: Lanino no ha comprendido que la nueva técnica basada en la racionalización y el taylorismo ha creado una nueva y original calificación psicotécnica y que los obreros que tienen tal calificación no sólo son pocos sino que están todavía por llegar, y los "predispuestos" son ganados mediante los altos salarios: esto confirma la ley de la "oferta y la demanda" en los salarios. Si fuera verdadera la afirmación de Lanino no se explicaría el alto grado turn over [dar la espalda] en el personal adscripto, es decir, el hecho de que muchos obreros renuncien a los altos salarios de ciertas empresas por salarios menores de otras. No sólo los industriales renunciarían a la ley de la demanda y de la oferta, sino también los obreros, quienes a veces permanecen desocupados renunciando a los salarios. Adivinanza que Lanino no ha cuidado muy bien de resolver. Todo el artículo está basado en esta incomprensión inicial. Que los industriales americanos, Ford el primero, hayan intentado sostener que se trata de una nueva forma de relaciones, no sorprende: ellos trataron de obtener, además de los efectos económicos de los altos salarios, los efectos sociales de la hegemonía espiritual, y esto es normal.

www.gramsci.org.ar