Feminismo y "machismo".

Fragmento de la recensión que A. De Pietri Tonelli ha publicado en la "Rivista di politica economica" (febrero de 1930) del libro de Anthony M. Ludovici, Woman. A vindication (2da. ed.- 1929, London): "Cuando las cosas van mal en la estructura social de una nación, a causa de la decadencia de las capacidades fundamentales de sus hombres -afirma Ludovici- dos tendencias distintas parecen siempre tornarse importantes: la primera es la de interpretar cambios que son pura y simplemente signos de la decadencia y de la ruina de viejas y sanas (!) instituciones como síntomas de progreso; la segunda, debida a la justificada pérdida de confianza en la clase gobernante, es la de dar a cada uno, tenga o no las cualidades deseadas, la seguridad de ser apto para hacer un esfuerzo con el fin de arreglar las cosas". (La traducción es manifiestamente incierta e inexacta). El autor hace del feminismo una expresión de esta segunda tendencia y exige un renacimiento del "machismo". Al margen de toda otra consideración de valor, difícil de hacer porque el texto de De Pietri Tonelli es incierto, hay que subrayar la tendencia antifeminista y "machista". Es preciso estudiar el origen de la legislación anglosajona tan favorable a la mujer en una serie de conflictos "sentimentales" o seudo-sentimentales. Se trata de una tentativa de regular la cuestión sexual, de hacer de ella una cosa seria, pero me parece que no logró sus objetivos: dio lugar a morbosas desviaciones "feministas" en sentido peyorativo y ha creado a la mujer (de las clases altas) una posición social paradojal.

www.gramsci.org.ar