Giovanni Papini.

De la recensión del libro Sant'Agostino de Giovanni Papini, publicada en la "Civiltà Cattolica" del 19 de julio de 1930 (p. 155), se deduce que los católicos "integrales" se han alineado contra Papini. "Las invectivas de Tilgher fueron luego superadas por las de un escritor anónimo y de una notoria "Agencia" clandestina, que las pasaba a los periódicos de distintos colores, como nosotros sabemos; y si bien se amamantaban de catolicismo "integral", ella no tenía por cierto ni la fe ni los intereses de las almas entre sus primeras solicitudes y mucho menos podía o pudo representar, con sus métodos de crítica, a un grupo cualquiera de verdaderos y sinceros católicos. Del ardor de aquel celo critico y de la sinceridad de sus invectivas [discurso violento] no tenían las personas pruebas para ocuparse; mucho menos para extraer buenos ejemplos. Y Papini ha hecho muy bien en no preocuparse por ellas; y también sus amigos en no haberlas tomado en consideración".

La recensión debe ser del padre Rosa como se deduce de la gramática un tanto retorcida y con perlas como las de una "Agencia", que es notoria pero al mismo tiempo clandestina. Papini, defendido así por los jesuitas y atacado por los "integrales", no siendo modernista, debe ser catalogado, sin posibilidad de error, entre los jesuitas.

www.gramsci.org.ar