Roberto Bellarmino.

El 13 de mayo de 1923, Pío XI otorga a Bellarmino el título de Beato: más tarde (en el 50 aniversario de su sacerdocio, es decir, en una fecha especialmente señalada) lo inscribe en el albo de los Santos, junto a los jesuitas misioneros muertos en la América Septentrional; en setiembre de 1931, finalmente, lo declara doctor de la Iglesia Universal [7].

7 La santificación de Roberto Bellarmino es un signo de los tiempos y del presunto impulso de nueva potencia de la Iglesia católica: reforzarmiento de los jesuitas, etc. Bellarmino condujo el proceso contra Galileo y redactó los ocho motivos que condujeron a Giordano Bruno a la hoguera. Santificado el 29 de junio de 1930; pero tiene importancia no esta fecha, sino el momento en que fue iniciado el proceso de santificación. Cfr. la Vita di Galileo, de BANFI (Ed. La Cultura) y la recensión de G. DE RUGGIERO en la "Critica", en la cual se documentan las artimañas jesuíticas en que cayó envuelto Galileo. Bellarmino es autor de la fórmula del poder indirecto de la Iglesia sobre todas las soberanías civiles. La fiesta de Cristo rey (instituida en 1925) para el último domingo de octubre de cada año.

Estas particulares atenciones a la máxima autoridad jesuítica después de Ignacio de Loyola permiten afirmar que Pío XI, que fuera llamado el Papa de las misiones y de la Acción Católica, debe especialmente ser llamado el Papa de los Jesuitas (las misiones y la Acción Católica son, por otro lado, las dos niñas de los ojos de la Compañía de Jesús).

En la carta apostólica (traducida), con la cual Bellarmino es declarado doctor (véase "Cíviltà Cattolica" del 7 de noviembre de 1931) se observa que hablándose de la compañía en general Bellarmino es llamado "verdadero compañero de Jesús". ¿Por qué "compañero" y no "soldado", como exactamente debería decirse? ¿El nombre "Compañía" es sólo la traducción de Societas, o tiene un significado militar? La palabra latina Societas no puede tener un significado militar (al menos me parece); ¿pero cuál fue la intención de Ignacio de Loyola? En el artículo de la "Civiltà Cattolica", comentando la Lettera apostólica, se hace mención del hecho de que la "causa" (de beatificación y de santificación) de Bellarmino había sido frenada por las "maniobras y las amenazas (!) de aquellos políticos irreflexivos y adversarios del pontificado; amigos unos del absolutismo real [los "integrales"], y otros del subversivismo demagógico ["los modernistas"]; la "Civiltà Cattolica" menciona los hechos de 1700, pero habla luego de "sus infelices sucesores e imitadores modernos".

Parece que la beatificación de Bellarmino en 1700 ha sido uno de los elementos de la lucha que condujo a la supresión de la Compañía por imposición de los Borbones. Los jesuitas ven hoy en la santificación y en el "doctorado" una revancha (aunque el último acto papal coincida con la supresión de los jesuitas en España), pero son cautos. "Nadie quiere por cierto exagerar este acontecimiento o ampliar demasiado su importancia, significado, oportunidad o "actualidad", respecto de la hora presente y tanto más respecto del insólito huracán que era no sólo imprevisto sino imprevisible cuando fue decidido primero y discutido luego el decreto para la declaración de doctor".

www.gramsci.org.ar