Los "retiros obreros".

Analizar la "Civiltà. Cattolica" del 20 de julio de 1929: Come il popolo torna a Dio. L'Opera dei "ritiri operai".

Los "retiros" o "ejercicios espirituales cerrados" fueron fundados por San Ignacio de Loyola * (cuya obra más difundida son los Ejercicios Espirituales, editados en 1929 por G. Papini). Derivan de ellos los iniciados en 1882 en el norte de Francia. La Obra de los "retiros obreros" comenzó su actividad en Italia en 1907, con el primer "retiro" para obreros realizados en Chieri [1].

* San Ignacio de Loyola (1491-1556) fue el fundador en 1540 de la Compañía de Jesús, creada para defender las instituciones y las doctrinas de la Iglesia, amenazada por la ola protestante. (N. del T.).

1 Cfr. "Civiltà Cattolica", 1908, vol. IV, p. 61: I ritiri operaio in Italia.

En 1929 apareció el volumen: Come il popolo ritorna a Dio, 1909-1929. L'Opera dei ritiri e le Leghe di Perseveranza in Roma in 20 anni di vita [2]. Del libro se deduce que desde 1909 hasta 1929, la Obra ha recogido en las Ligas de Perseverancia de Roma y del Lazio más de 20.000 obreros, muchos de los cuales convertidos recientemente. En los años 1928-29 se obtuvo en el Lazio y en las provincias vecinas un éxito superior al logrado en Roma en los 18 años precedentes. Han sido practicados hasta ahora 115 "retiros" cerrados, con la participación de cerca de 2200 obreros en Roma. "En cada retiro --dice "Civiltà Cattolica"- hay siempre un núcleo de buenos obreros que sirve de fermento y de ejemplo; los otros son recogidos de diferentes maneras entre la gente del pueblo, fría o indiferente, y también hostil, quienes participan por curiosidad o por aceptar la invitación de un amigo y aún a veces por la comodidad de tres días de reposo y de buen tratamiento gratuito".

2 Vol. in-8va., pp. 136, con ilustraciones. Se vende a beneficio de la Obra en la "Dirección de los retiros obreros", Roma, Via degli Astalli 16-17.

En el artículo se dan otras particularidades de diversas comunas del Lazio: La Liga de Perseverancia de Roma tiene 8000 inscriptos con 34 centros; en el Lazio existen 25 secciones de la Liga con 12.000 inscriptos (comunión mensual, mientras la Iglesia se satisface con una comunión al año). La Obra es dirigida por los jesuitas.

Las Ligas de Perseverancia tienden a mantener los resultados obtenidos en los retiros y a ampliarlos entre la masa. Ellas crean una "opinión pública" activa en favor de la práctica religiosa, subvirtiendo la situación precedente, en la cual la opinión pública era negativa, o por lo menos pasiva, o escéptica e indiferente.

www.gramsci.org.ar