NOTAS BIBLIOGRAFICAS

Estudios particulares sobre Maquiavelo como "economista".

Gino Arias publica en los "Annali di Economía della Università Bocconi" un estudio donde se encuentran algunas indicaciones al respecto (estudio de Vincenzo Tangorra). Parece que Chabod, en algún escrito suyo sobre Maquiavelo, considera como una deficiencia de Fiorentino, en relación por ejemplo a Botero, el hecho de que las referencias económicas estén prácticamente ausentes de sus escritos [1]. Es necesario hacer algunas observaciones generales sobre el pensamiento político de Maquiavelo y sobre su "actualidad" a diferencia de Botero, quien tiene un carácter más sistemático y orgánico aunque menos vivo y original. Es preciso referirse también al carácter del pensamiento económico de aquella época (bosquejado en el citado artículo de Einaudi) y la discusión sobre la naturaleza del mercantilismo (¿ciencia económica o política económica?). Si es verdad que el mercantilismo es una mera política económica, en cuanto no puede presuponer un "mercado determinado" y la existencia de un "automatismo económico" preformado, cuyos elementos se generan históricamente sólo en cierto grado de desarrollo del mercado mundial, es evidente que el pensamiento económico no puede fundirse con el pensamiento político general, es decir, con el concepto del Estado y de las fuerzas que se cree deben entrar a componerlo. Si se prueba que Maquiavelo tendía a suscitar los vínculos entre la ciudad y el campo y a ampliar la función de las clases urbanas hasta exigirles que se despojaran de ciertos privilegios feudales-corporativos con respecto al campo, para incorporar a las clases rurales al Estado; se demostrará también que Maquiavelo ha superado implícitamente en su idea la fase mercantilista y tiene rasgos de carácter "fisiocrático" [naturalismo económico], es decir, que piensa en un ambiente político-social que es el presupuesto por la economía clásica. El profesor Sraffa atrae la atención sobre un posible acercamiento entre Maquiavelo y un economista inglés del 1600, William Petty, que Marx llama el "fundador de la economía clásica" y cuyas obras completas han sido traducidas también al francés. (Marx hablará de ellas en los volúmenes del Mehrwert - Historia de las doctrinas económicas).

1 Sobre la importancia de Botero para el estudio de la historia del pensamiento económico. Cfr., Mario de Bernardi y la reseña de Luigi Einaudi, en la "Riforma Sociale", de marzo-abril de 1932.

La "Rivista d'Italia" del 15 de junio de 1927 está dedicada enteramente a Maquiavelo con motivo del IV centenario de la muerte. He aquí el índice: 1) Charles Benoist, Le machiavélisme perpétuel; 2) Filippo Meda, Il machiavellismo; 3) Guido Mazzoni, Il Machiavelli drammaturgo; 4) Michele Scherillo, Le prime esperienze politiche del Machiavelli; 5) Vittorio Cian, Machiavelli e Petrarca; 6) Alfredo Galletti, Nicolò Machiavelli umanista; 7) Francesco Ercole, Il Principe; 8) Antonio Panella, Machiavelli storico: 9) Plinio Carli, Nicolò Machiavelli scrittore; 10) Romolo Gaggese, Ció che è vivo nel pensiero politico di Machiavelli. [El artículo de Mazzoni es mediocre y prolijo: erudito-histórico-divagante. Como ocurre frecuentemente con este tipo de críticos, Mazzoni no entendió bien el contenido literal de La Mandrágora, falsifica el carácter del señor Nicia y, por consiguiente, todo el conjunto de los personajes, que aparecen en función de la aventura del señor Nicia; el cual no se esperaba un hijo del acoplamiento de su mujer con Callimaco disfrazado, sino que creía en cambio a su mujer fecundada en virtud de la hierba mandrágora y liberada por el acoplamiento con un extraño de las supuestas consecuencias mortíferas de la poción, que de otra manera habrían sido sufridas por él mismo. El género de la pavada del señor Nicia, está bien circunscrito y representado: cree que la esterilidad de sus bodas no depende de él mismo, viejo, sino de su esposa, joven pero fría, y quiere reparar esta presunta infecundidad de su esposa, no haciéndola fecundar con otro, sino obteniendo su transformación en fecunda. Que el señor Nicia se deje convencer para dejar acoplar a su esposa con alguien que deberá morir para liberarla de un presunto maleficio, que de otra manera sería causa del alejamiento de la esposa o de su muerte, es un elemento cómico que bajo otras formas se encuentra en la novelística popular. Se quiere pintar la perversidad de las mujeres que para dar seguridad a sus amantes, se hacen poseer en presencia o con el consentimiento del marido (motivo que bajo otra forma aparece también en Bocaccio). Pero en La Mandrágora está representada la necedad del marido y no la perversidad de la mujer, cuya resistencia puede ser vencida sólo con la intervención de la autoridad materna y del confesor. El artículo de Vittorio Cian es aún inferior al de Mazzoni: la seca retórica de Cian encuentra forma de arraigarse hasta en el bronce. Es evidente que Maquiavelo reacciona contra la tradición petrarquiana y trata de expulsarla y no de continuarla; pero Cian, aplicando en forma infantil su juicio crítico, encuentra precursores en todas partes y adivinanzas milagrosas en cada frasecita banal y ocasional y llena diez páginas sobre el tema para no decir más que los habituales lugares comunes, ampliados de los manuales para escuelas medias y elementales].

Una edición de las Lettere di Niccolò Machiavelli ha sido hecha por la casa editorial "Rinascimento del libro", Florencia, en la "Colección Nacional de los clásicos", cuidada y con prefacio de Giuseppe Lesca (el prefacio fue publicado en la "Nuova Antologia" del 1ero. de noviembre de 1929). Las cartas habían sido impresas ya en 1883 por Alvisi en la casa Sansoni de Florencia, juntamente con las cartas dirigidas a Maquiavelo (del libro de Alvisi se hizo una nueva edición con prefacio de Gíovanni Papini).

Pasquale Villari. Niccolò Machiavelli e i suoi tempi, bajo el cuidado de Michele Scherillo, ed. Ulrico Hoepli, Milán, 1927, dos volúmenes. Es la reimpresión de la conocida obra de Villari, menos los documentos que en la edición Le Monnier ocupaban por completo el tercer volumen y una parte del segundo. En esta edición de Scherillo los documentos están clasificados, con datos sumarios sobre su contenido, de manera que pueden ser fácilmente buscados en la edición Le Monnier.

En una reseña de Giuseppe Tarozzi del 1er. volumen de la Constitución rusa, de Mario Sertoli (Florencia, Le Monnier, 1928, in-8vo. pp. 435) publicada en la "Italia che scrive", es citado un libro de Vorländer, Vom Machiavelli bis Lenin, sin otra indicación. (Habrá que ver la reseña sobre literatura maquiavélica más reciente publicada en 1929 en los "Nuovi Studi").

Gioviano Pontano. Su actividad política como afín a la de Maquiavelo (cfr. M. Scherillo, Dell'origine e Bello svolgimento della letteratura italiana, II, donde son incluidos dos memoriales de Pontano sobre la situación italiana en el período de la caída de Carlos VIII; y Gothein, Il Rinascimento nell'Italia meridionale, traducción en la "Biblioteca histórica del Renacimiento", Florencia, 1915). Pontano era un umbro [de Umbría, cap. Perugia] napolitanizado. (La religión como instrumento de gobierno - Contra el poder temporal del Papa deben los Estados seculares gobernar con el rey y los principios seculares).

Gino Arias, Il pensiero economico di Niccolò Machiavelli, en los "Annali di Economía dell'Università Bocconi" de 1928 (ó 1927) [2].

2 En 1928, vol. IV, pp. 1-31. (N. de la R.)

Machiavelli ed Emanuele Filiberto. En el volumen misceláneo sobre Emanuele Filiberto publicado en 1928 por Lattes, Turín (pp. 477, in-8va.) la actividad militar de Emanuele Filiberto como estratega y como organizador del ejército piamontés es estudiada por los generales Maravigna y Brancaccio.

www.gramsci.org.ar