La clase política.

La cuestión de la clase política tal como es presentada en las obras de Gaetano Mosca, se ha convertido en un puzzle [rompecabezas]. No se comprende con exactitud qué entiende Mosca por "clase política", tan elástica y oscilante es la noción. A veces parece como si por clase política se entendiese la clase media, otras veces el conjunto de las clases poseedoras, o aquello que se denomina la "parte culta" de la sociedad, o el "personal político" (grupo parlamentario) del Estado. En algunos momentos pareciera que la burocracia, hasta en su estrato superior, fuese excluida de la clase política precisamente en cuanto deba ser controlada y guiada por ella.

La deficiencia del tratado de Mosca se evidencia en el hecho de que no afronta en su conjunto el problema del "partido político"; lo cual es comprensible dado el carácter de sus libros y en especial de los Elementi di scienza politica. En efecto, el interés de Mosca oscila entre una posición "objetiva" y desinteresada de científico y una posición apasionada de hombre de partido que ve desarrollarse acontecimientos que lo angustian y ante los cuales desearía reaccionar. Por otro lado, Mosca, refleja inconscientemente las discusiones suscitadas por el materialismo histórico, pero las refleja como el provinciano que "siente en el aire" las discusiones producidas en la capital y no tiene los medios de procurarse los documentos y textos fundamentales. En el caso de Mosca, no "disponer de los medios" de procurarse los textos y documentos del problema, que sin embargo trata, significa pertenecer a aquel grupo de universitarios que mientras consideran como un deber utilizar todas las precauciones del método histórico cuando estudian las ideuchas de algún publicista medieval de tercer orden, no consideran o no consideraban dignas "del método" las doctrinas del materialismo histórico, no creían necesario ir a las fuentes y se limitaban a hojear articulejos de periódicos y folletos de divulgación.

www.gramsci.org.ar