Organización de la vida cultural.

Hay que estudiar la historia de la formación y de la actividad de la Sociedad Italiana para el Progreso de la Ciencia. También se deberá estudiar la historia de la Asociación Británica, que me parece es el prototipo de este género de organizaciones privadas. La característica más fecunda de la Sociedad Italiana es que ella agrupa a todos los "amigos de la ciencia", clérigos y laicos, por así decir, especialistas y diletantes [aficionados].

Ella provee el tipo de organismo embrionario, que he bosquejado en otras notas, en el que deberían confluir y consolidarse el trabajo de las Academias y el de las Universidades con las necesidades de cultura científica de las masas nacionales-populares, reuniendo la teoría y la práctica, el trabajo intelectual y el trabajo industrial y que podría encontrar sus raíces en la "escuela única".

Lo mismo podría decirse del Touring Club, que es esencialmente una gran asociación de amigos de la geografía y de los viajes, que se incorporan a determinadas actividades deportivas (turismo = geografía, deporte), es decir, la forma más popular y diletante del amor por la geografía y por las ciencias que están ligadas a ella (geología, mineralogía, botánica, espeleología [estudio de las cavernas], cristalografía, etc.). Entonces, ¿por qué el Touring Club no debería conectarse orgánicamente con los Institutos de geografía y con las Sociedades geográficas? Existe un problema internacional: el Touring Club tiene un cuadro esencialmente nacional, mientras que las sociedades geográficas se ocupan de todo el mundo geográfico. Conexión del turismo con las sociedades deportivas, con el alpinismo, remo, etc., excursiones en general; conexión con las artes figurativas y con la historia del arte en general. En realidad podría relacionarse con todas las actividades prácticas si las excursiones nacionales e internacionales correspondiesen con períodos de descanso (premio) del trabajo industrial y agrícola.

www.gramsci.org.ar