El Humanismo.

Hay que estudiar la reforma pedagógica introducida por el Humanismo: la sustitución de la "disputa oral" por la "composición escrita", por ejemplo, que es uno de los elementos prácticos más significativos. (Hay que recordar algunas notas sobre el modo de difusión de la cultura por vía oral, por discusión dialéctica, mediante la oratoria, que determina una argumentación poco rigurosa y produce la convicción inmediata principalmente por vía emotiva.)

Orden intelectual y moral. Fragmentos del libro Lectures and Essays on University Subjects [Conferencias y Ensayos en los Asuntos de la Universidad] del cardenal Newman. Sobre todo, y en líneas generales, la universidad tiene la misión humana de educar al cerebro a pensar de modo claro, seguro y personal, librándolo de lo nebuloso y del caos en que amenaza sumergirlo una cultura inorgánica, pretenciosa y confusionista, por obra de lecturas mal elegidas, conferencias más brillantes que sólidas y conversaciones y discusiones no constructivas: "Un joven de intelecto agudo y vivaz, desprovisto de una sólida preparación, no tiene nada mejor para mostrar que un acervo de ideas, ya verdaderas, ya falsas, que para él tienen exactamente el mismo valor. Posee cierto número de doctrinas y de hechos desarticulados y dispersos, y carece de un criterio que los unifique y los ubique. Dice, se desdice y se contradice, y cuando se lo obliga a expresar claramente su pensamiento no logra coordinar. Descubre mejor las objeciones que la verdad, propone mil cuestiones a las cuales nadie sabría responder, pero mantiene la más alta opinión de sí y se enojará con aquellos que disienten con él".

El método que la disciplina universitaria prescribe para toda forma de investigación es muy distinto, y muy distinto es el resultado: es "la formación del intelecto, de un hábito de orden y sistema, el hábito de referir todo conocimiento nuevo a los conocimientos que ya poseíamos y de integrar su conjunto, y, lo que más importa, la aceptación y el uso de ciertos principios como centro del pensamiento... Allí donde existe esa facultad crítica, la historia no es más un libro de noticias ni la biografía una novela; los oradores y las publicaciones del día pierden la infalibilidad; la elocuencia no vale más que el pensamiento, ni las afirmaciones audaces o las descripciones policromadas tienen el lugar de los argumentos". La disciplina universitaria debe ser considerada como un tipo de disciplina para la formación intelectual aplicable también en instituciones no "universitarias" en sentido oficial.

www.gramsci.org.ar