La forma estatal china.

La monarquía absoluta fue fundada en China en el año 221 antes de Cristo y duró hasta el año 1912, a pesar de los continuos cambios de dinastías, las invasiones extranjeras, etc. Este es el punto interesante: cada nuevo patrón encontraba el organismo perfecto y acabado del cual se apoderaba, apoderándose del poder central. La continuidad es, así, un fenómeno de muerte y de pasividad del pueblo chino. Evidentemente, aun después de 1912 la situación todavía continuó siendo relativamente estacionaria, en el sentido de que el aparato general permaneció intacto; los militares tucium sustituyeron a los mandarines y algunos de ellos, de cuando en cuando, intenta rehacer la unidad formal apoderándose del centro. La importancia del Kuomintang habría sido mucho mayor si hubiera planteado realmente la cuestión de la Convención Panchina. Pero ahora que el movimiento se ha desencadenado, me parece difícil que sin una profunda revolución nacional de masas se pueda rehacer un orden duradero.

www.gramsci.org.ar