Técnicos militares italianos y arte militar itálico.

En la guerra de Flandes, mantenida por los españoles hacia fines del 1500, gran parte del elemento técnico-militar y de ingenieros estaba formado por italianos. Capitanes de gran fama como Alessandro Farnese, duque de Parma [1545-92, sobrino de Felipe II, gob. de Países Bajos por España después de la batalla de Lepanto de 1571 (Cervantes...)], Ranuccio Farnese, Ambrogio Spinola, Pacciotto da Urbino, Giorgio Basta, Giambattista del Monte, Pompeo Giustiniano, Cristoforo Mondragone y muchos otros de menor categoría. La ciudad de Namur fue fortificada por dos ingenieros italianos: Cabrio Serbelloni y Scipione Campi, etc. *

* (Cfr. de Eugenio Barbarich, "Un generale di cavalleria italo-albanese: Giorgio Basta", aparecido en Nuova Antologia el 16 de agosto de 1928). "En 1563, durante la guerra civil contra los hugonotes, en el asedio de Orleans mantenido por el Duque de Guisa, el ingeniero militar Bartolomeo Campi di Pesaro, que tenía en el ejército atacante el cargo de Comandante de Ingenieros, mandó hacer una serie de saquitos que, llenos de tierra, fueron llevados por los soldados hasta la posición, lo que en poco tiempo les permitió formar una barricada en la que se guarecieron antes de avanzar, a cubierto de las ofensivas de la plaza" (Enrico Rocchi, "Un notevole aspetto delle campagne di Cesare nelle Gallie", Nuova Antologia, 19 de enero de 1929).

En esta investigación sobre la función cosmopolita de las clases cultas italianas se debe tener en cuenta especialmente el aporte de los técnicos militares, por el valor más estrictamente "nacional" que siempre ha tenido la función militar. La cuestión se vincula con otras investigaciones, por ejemplo: ¿cómo se habían formado estas capacidades militares? La burguesía de las comunas había tenido también un origen militar, en tanto que su organización de clase fue originariamente también militar y mediante su función militar logró alcanzar el poder. Esta tradición militar se desarticuló luego de haber logrado tomar el poder, después que la Comuna aristocrática se convirtió en Comuna burguesa. ¿Cómo y por qué? ¿Cómo se formaron las compañías de aventura y por qué origen necesario? ¿De qué condición social fueron en su mayor parte los condottieri [jefes de bandas de mercenarios]? Me parece que pequeños nobles, ¿pero de qué nobleza? ¿De la nobleza feudal o de la mercantil?, etc. Estos jefes militares de fines del 1500 y de los siglos siguientes ¿cómo se habían formado?, etc.

Naturalmente, que los italianos hayan participado efectivamente en la guerra de la Contrarreforma [contra la protestante, s. XVI] tiene un significado particular, pero ¿participaron también en la defensa de los protestantes? Es necesario no confundir este aporte de técnicos militares con la función que tuvieron los suizos, por ejemplo, como mercenarios internacionales, o los caballeros alemanes en Francia o como los arqueros escoceses en la misma Francia, justamente parque los italianos no dieron solamente técnicos militares, sino técnicos de ingeniería (ingenieros), de la política, de la diplomacia, etc.

Barbarich (creo que ahora es General) termina su artículo sobre Basta con esta frase: "La larga práctica de cuarenta años de campañas en las duras guerras de Flandes, de Francia y de Transilvania, procuró a Giorio Basta una extraordinaria sanción práctica para su clara y lúcida teoría, que luego fue retomada por Montecuccoli [Raimondo, 1609-90, príncipe y militar]. En la actualidad, recordar a una y otra es obra de reivindicación histórica justa, de buena propaganda atenta a nuestras tradiciones, las cuales afirman la indiscutida y luminosa prioridad del arte militar itálico en los grandes ejércitos modernos".

Pero, ¿se puede hablar en este caso de arte militar itálico? Desde el punto de vista de la historia de la cultura puede ser interesante saber que Farnese [Alessandro, 1545-92, sobrino de Felipe II, gob. de Países Bajos por España después de la batalla de Lepanto de 1571 (Cervantes...)] era italiano, o Napoleón corso [Acaccio, Córcega 1769-Saint Elena (isla entre Angola y Brasil)1821], o Rothschild [familia de banqueros originaria de Franckfurt] hebreo; pero históricamente su actividad individual ha estado incorporada al Estado a cuyo servicio estaban, o a la sociedad en la que actuaban. El ejemplo de los hebreos puede dar un elemento de orientación para juzgar la actividad de estos italianos, pero sólo hasta cierto punto: en realidad los hebreos han tenido un mayor carácter nacional que estos italianos, en el sentido de que en su actividad había una preocupación de carácter nacional que en estos italianos en cambio no existía. Se puede hablar de tradición nacional cuando la genialidad individual está incorporada activamente, es decir, política y socialmente a la nación de la que ha salido, * cuando ella transforma el propio pueblo y le imprime un movimiento que precisamente forma la tradición. ¿Dónde existe una continuidad en esta materia entre el Farnese y hoy? Las transformaciones, los ajustes y las innovaciones introducidas por esos técnicos militares en su arte se han incorporado a la tradición francesa, española o austriaca; en Italia han quedado numerosas referencias bibliográficas.

* Los estudios sobre el hebraísmo y su función internacional pueden aportar elementos de carácter teórico para esta investigación.

www.gramsci.org.ar