La ciencia y la cultura.

Las corrientes filosóficas idealistas (Croce * y Gentile **) han determinado un primer proceso de aislamiento de los científicos (ciencias naturales o exactas) del mundo de la cultura. La filosofía y la ciencia se han separado y los científicos han perdido mucho de su prestigio. Otro proceso de aislamiento se ha debido al nuevo prestigio adquirido por el catolicismo y por la formación del centro neoescolástico. Así, los científicos "laicos" tienen en contra a la religión y a la filosofía más difusa: no puede dejar de darse el bloqueo de ellos y la "desnutrición" de la actividad científica, que no puede desarrollarse aislada del mundo de la cultura general. Además, como en Italia la actividad científica está ligada estrechamente al equilibrio del Estado, que no es muy bueno; al atrofiarse el desarrollo del "pensamiento" científico de la teoría, no puede en compensación haber un desarrollo de la "técnica" instrumental y experimental, que exige amplitud de medios y de subsidios. Esta disgregación de la unidad científica, del pensamiento general, se siente: por eso se ha tratado de remediarla elaborando también en este campo un "nacionalismo" científico, es decir, sosteniendo la tesis de la "nacionalidad" de la ciencia. Pero es evidente que son construcciones exteriores eventuales, buenas para los congresos y las celebraciones oratorias, pero sin eficacia práctica. Sin embargo, los científicos italianos son valerosos, y con pocos medios hacen sacrificios inauditos y obtienen resultados maravillosos. El peligro mayor parece ser el grupo neoescolástico, que amenaza con absorber gran parte de la actividad científica esterilizándola, como reacción al idealismo gentiliano. (Es admirable la actividad organizativa del Consejo Nacional de Investigaciones y la eficacia con que ha impulsado el desarrollo de la actividad científica y tecnológica, y también el papel desempeñado por las secciones científicas de la Academia de Italia.***)

* Benedetto, 1866-1952, filósofo, historiador y político, antifascista declarado (como senador), de posición ateísta y anticlerical, a pesar de su formación teológica católica, más hegeliano que marxista, presidente del partido Liberal en el 47.

** Giovanni Gentile, 1875-1944, pensador fascista, ministro de Educación (1922-24), dirigió la Enciclopedia italiana, de sus obras se destacan Teoría general del espíritu (1916) y La filosofía del arte (1931). Ajusticiado por los partisanos en 1944.

*** Hay que ver el volumen publicado por Gino Bargagli Petrucci en el que se reúnen los discursos de los científicos italianos en la Exposición de Historia de las Ciencias del año 1929. En este volumen se ha publicado un discurso del Padre Gemelli, que es un signo de su tiempo para apreciar la osadía que han llegado a tener estos frailones (de este discurso hay una crítica en Educazione Fascista del año 1932 y en el artículo de Sebastiano Timpanaro en Italia Letteraria del 11 de septiembre y 16 de octubre de 1932).

www.gramsci.org.ar