Secciones científicas.

El tipo italiano de diario cotidiano está determinado por el conjunto de las condiciones organizativas de la vida cultural del país, es decir, carencia de una vasta literatura de divulgación, tanto en revistas como en libros. El lector del diario quiere por eso encontrar en sus páginas un reflejo de todos los aspectos de la compleja vida social de una nación moderna. Se debe destacar el hecho de que el diario italiano, relativamente mejor hecho y más serio que en otros países, haya descuidado la información científica, mientras que en cambio tenía notables cuerpos de periodistas especializados para la sección económica, literaria y artística. Aun en las revistas más importantes (como Nuova Antologia y Rivista d'Italia) la parte dedicada a las ciencias ha sido casi nula (hoy las condiciones han cambiado a este respecto y el Corriere della Sera tiene una serie considerable de colaboradores especializados en temas científicos). Siempre existieron revistas científicas de especialistas, pero en cambio faltaban revistas de divulgación (se puede tener en cuenta Arduo, que aparecía en Bolonia dirigida por Sebastiano Timpanaro; muy difundida la "Scienza per tutti" de la Casa Sonzogno, pero para juzgarla basta con recordar que fue dirigida durante muchos años por... Massimo Rocca).

La información científica debería formar parte integrante de todo diario italiano, sea como noticiero científico tecnológico, sea como exposición crítica de las hipótesis y de las opiniones científicas más importantes (la parte higiénico-sanitaria debería constituir una sección autónoma). Los diarios populares, con mayor razón que otros, no deberían carecer de una sección científica, para controlar y dirigir la cultura de sus lectores, que con frecuencia es "mágica" o fantástica, y para "desprovincializar" las nociones corrientes.

Problema de la dificultad de tener especialistas que sepan escribir popularmente: se podrían extractar sistemáticamente datos de las revistas generales y especializadas de cultura profesional, de las actas de las Academias, de las publicaciones extranjeras y compilar síntesis y resúmenes en apéndices especiales, seleccionando cuidadosamente y con conocimiento de las exigencias culturales del pueblo, el material y los temas.

www.gramsci.org.ar