Semanarios provinciales.

El tipo de semanario provincial que estuvo difundido tradicionalmente en Italia, cultivado especialmente por los católicos y por los socialistas, representaba adecuadamente las condiciones culturales de la provincia (aldea o pequeña ciudad). En ellos no había ninguna preocupación por la vida internacional (a no ser como curiosidad y cosa extraña), poco interés por la misma vida nacional, salvo cuando ésta se encontraba ligada a los intereses locales, sobre todo electorales; toda la preocupación se dirigía a la vida local, incluso en los chismes y trivialidades. Tiene gran importancia para la polémica personal (de carácter perverso y provincial): el hacer aparecer al adversario como estúpido, ridículo y deshonesto, etc. La información reducida sólo a la correspondencia de las diversas aldeas. Comentarios políticos generales que presuponen la información proveniente de los diarios, que los lectores del semanario no leían y que se suponía no llegarían a leer (por eso se hacía para ellos el semanario).

El redactor de estos semanarios era con frecuencia un intelectual mediocre, pretencioso e ignorante, lleno de confusiones y de sofismas banales. Resumir el semanario habría sido para él una "vergüenza", por eso pretendía hacer un semanario compuesto por artículos de fondo y de trozos "brillantes", e inventar teorías sin fundamento en economía, en política y en filosofía.

Justamente a causa de su poco feliz disposición geográfica y de la ausencia de un centro político e intelectual nacional, en Italia debería haber tenido éxito el tipo de semanario inglés (Observer, Times Sunday, etc.) que se redacta sobre el tipo del diario, es decir, semanalmente informa a los lectores que no leen los diarios o que quieren tener cada semana un cuadro resumido de la vida de toda la semana. Hay que estudiar este tipo de semanario inglés para adaptarlo técnicamente a las condiciones italianas. Debería sustituir (como semanario, bisemanario) al diario, en grandes zonas donde el diario no tiene las condiciones suficientes (Nápoles, Florencia, Palermo, etc.): en general en las cabezas de región y de provincia no industriales; hay que recordar por ejemplo Biella, Como y Tortona, que reclamaban el semanario a pesar de ser industriales y de tener demanda de diario; asimismo Alessandria, Cuneo, Fossano, etc. En Italia, el semanario así redactado tendría la misma función de tantos pequeños diarios provinciales alemanes y suizos.

www.gramsci.org.ar