La cultura en la Alta Edad Media.

Alta Edad Media (etapa cultural del advenimiento del "latín medio"). Confrontar la Storia della literatura latina cristiana de A. G. Amatucci (Laterza, Bari). En las páginas 343-344 Amatucci dice acerca de Casiodoro: "... Sin descubrir nada, porque no tenía talento para hacer descubrimientos, sino dando una mirada al pasado en medio del cual emerge la gigantesca figura de Gerolamo", Casiodoro "afirmó que la cultura clásica, que para él era la cultura romana, debía ser el fundamento de la cultura sagrada y que ésta había debido adquirirse en escuelas públicas". El papa Agapito (535-36) habría puesto en práctica este programa si no se lo hubiesen impedido las guerras y las luchas de facción que devastaban Italia. Casiodoro hizo conocer este programa en los dos libros de las Institutiones y lo realizó en el Vivarium, el monasterio por él fundado cerca de Squillace.

Otro punto que se debe estudiar es la importancia del monaquismo en la creación del feudalismo. En su volumen San Benedetto é l'Italia del suo tempo (Laterza, Bari, pp. 170-171), Luis Salvatorelli escribe: "Una comunidad, y por agregado una comunidad religiosa, guiada por el espíritu benedictino, era un amo mucho más humano que el propietario privado, con su egoísmo personal, su orgullo de casta y los tradicionales abusos seculares. El prestigio del monasterio, antes de concentrarse en los privilegios legales, protegía en cierta medida a los colonos contra la rapacidad del fisco y las incursiones de las bandas armadas, legales e ilegales. El monasterio, lejos de las ciudades en plena decadencia, en medio de los campos agotados que amenazaban convertirse en desierto, surgía como un nuevo núcleo social que derivaba su ser del nuevo principio cristiano, ajeno a toda mezcla con el mundo decrépito que se obstinaba en llamarse con el gran nombre de Roma. Por eso San Benedetto, sin proponérselo directamente, hizo obra de reforma social y de verdadera creación. Aún menos premeditada fue su obra de cultura".

Me parece que en este fragmento de Salvatorelli se encuentran todos o casi todos los elementos fundamentales, negativos o positivos, para explicar históricamente el feudalismo. A los fines de mi investigación, menos decisiva es la cuestión de la importancia de San Benedetto o de Casiodoro en la innovación cultural de este período.

Con respecto al nexo de estos problemas, además de Salvatorelli se puede estudiar el pequeño volumen de Filippo Ermini: Benedetto da Norcia en los "Profili" de Formiggiani, con una bibliografía sobre el tema. Según Ermini, "... las casas benedictinas se convertirán en verdaderos asilos del saber; y en mayor grado que el castillo, el monasterio será el hogar de toda ciencia. Allí la biblioteca conservará para la posteridad los escritos de los autores clásicos y cristianos... El plan de Benedetto se cumple; el orbis latinus, despedazado por la ferocidad de los invasores, se recompone en una unidad, y se inicia con la obra del ingenio y de la mano, sobre todo de sus adeptos, la admirable civilización del Medioevo".

Nota. Cuando se dice que Platón auspiciaba una "república de filósofos", se debe entender "históricamente" el término "filósofos", que hoy debería traducirse como "intelectuales". Naturalmente, Platón deseaba significar los "grandes intelectuales", que eran el tipo de intelectuales de su tiempo, más que darle importancia al contenido específico de la intelectualidad, que en concreto podría decirse de "religiosidad": es decir, los intelectuales de gobierno eran aquellos determinados intelectuales más cercanos a la religión, es decir: cuya actividad tenía cierto carácter de religiosidad, entendida en el significado general de la época y particular de Platón --por lo tanto, actividad en cierto sentido "social", de elevación y educación (y dirección intelectual, y por ende con función de hegemonía) de la polis--. Entonces se podría sostener, tal vez, que la "utopía" de Platón precede al feudalismo medieval, con la función que en el mismo es propia de la Iglesia y de los eclesiásticos, categoría intelectual de aquella fase del desarrollo histórico-social. La aversión de Platón por los "artistas" debe entenderse, por lo tanto, como aversión por las actividades espirituales "individualistas" que tienden a lo "particular" y por ende son "no-religiosas", "no-sociales".

www.gramsci.org.ar