"Las bodas de Fígaro" de Beaumarchais, en el Alfieri. La cartelera de la compañía de Luigi Carini, anuncia la próxima repetición de Las bodas de Fígaro, cinco actos de Beaumarchais. La vieja comedia ha sido ya aplaudida el año pasado en la eficaz interpretación que la misma compañía ofreció al público turinés en otro teatro. La señalamos a nuestros lectores por dos motivos. La comedia de Beaumarchais es una auténtica obra de arte y para quien quiere refinar el propio gusto, nada vale tanto como acercarse con simpatía a una obra maestra auténtica, integral, en la cual cada palabra, cada acto, cada personaje tiene intensa vida artística, en la que no se cuida el efecto, el éxito, sino donde la sinceridad y la espontaneidad son las cualidades principales.

Y la comedia de Beaumarchais es documento histórico de primer orden. Muestra en acción, viviente de inmortal belleza, la sociedad francesa prerrevolucionaria. Las relaciones sociales, las condiciones de algunas categorías de individuos, las costumbres, las ideas dominantes aparecen en su realidad dinámica, materializada y concretada en la vida vivida, saturada de una jocunda alegría, vivificada por una ironía profunda y corrosiva. Los cinco actos por la eficacia cultural, tanto histórica como artística, equivalen a un curso entero de conferencias y a cualquiera profundísima disquisición sobre la esencia del arte.

(Enero 4 de 1917)

www.gramsci.org.ar