Teatro Inglés. La compañía de Luigi Carini pondrá mañana en escena una novedad de un autor inglés: L'Onore di John Glayde de Alfredo Sutro. Como a quien tiene el estomágo pervertido por el uso excesivo de dulces nauseosos conviene aconsejar un buen vaso de ginebra, así el público habituado a escuchar las frívolas construcciones cerebralmente idiotas del teatro francés podrá disfrutar mucho con un contacto un poco vivo y simpático de las producciones del teatro inglés. Estas, además, de la revelación de un mundo moral, algo distinto al nuestro, tienen el valor de un humour no superficial y de palabra, un fundamento espiritual a través del cual las contradicciones y las incongruencias de la vida son vistas desde un ángulo visual nuevo, original para nosotros y aunque sin esfuerzos ni charlatanerías.

Naturalmente, es preciso escucharlo, persuadidos ya que, cuanto de extraño y distinto de lo acostumbrado pueda presentársenos, no es la resultante de un esfuerzo escénico sino la consecuencia natural de un mundo distinto al nuestro por las costumbres, por tradiciones de ideas y de cultura.

(Marzo 20 de 1916)

www.gramsci.org.ar