Cara a cara con el enemigo

2- [faccia a faccia col nemico], Luigi Galleani, impreso en los Estados Unidos (¿Boston?) alrededor de 1910 por "Crónicas subversivas". Es una miscelánea compilatoria sobre los procesos de los individualistas (Ravachol, Henry, etc.), de poca utilidad en general. Algunas observaciones:

En su discurso en Liborno, Abbo repitió la introducción de la declaración de principios de Etievant*, reproducida en el apéndice del libro: la frase que suscitó la hilaridad general sobre la "lingüística" es tomada literalmente; Abbo conocía de memoria la primera parte de la declaración, ciertamente. Puede servir, este detalle, para ver cómo formaban su cultura estos hombres y cómo está difundida y es popular esta especie de literatura.

* Declarations, de G. Etievant, París, en Les temps nouveaux, 1898. Anarco individualista.

En todas las declaraciones de los acusados, resulta que una de los motivos fundamentales de sus acciones es el "derecho al bienestar", al cual consideran un derecho natural (se comprende que los franceses ocupen la mayor parte del libro). Varios imputados repiten la frase que "una orgía de señores consume lo que bastaría a mil familias de obreros." No hay siquiera una alusión a las relaciones de producción. La declaración de Etievant, reproducida íntegramente en el apéndice, es típica, porque trata de construir un sistema justificativo de los individualistas de acción; naturalmente, las mismas justificaciones son válidas para todos, para los jueces, para los miembros del jurado, para el verdugo: cada elemento social está cerrado en la red de sus sensaciones, como un cerdo en un barril de hierro, y puede evadirse; el individualista lanza la "cacerola", el juez condena, el verdugo corta la cabeza. No hay ninguna salida. Es un voluntarismo que para justificarse moralmente se miente a sí mismo de modo tragicómico. El análisis de esta declaración muestra cómo estas "acciones" individuales eran el resultado de una desconcierto moral de la sociedad francesa que desde 1870 llega hasta el dreyfusismo,* en el que encuentra su desahogo colectivo.

* 1894. Oposición al nacionalismo y/o antisemitismo en torno al caso Dreyfus.

A propósito de Henry, se reproduce en ese volumen la carta de un tal Galtey (me parece, pero se debe verificar) sobre el amor reprimido de Henry por su esposa. Esta mujer, al saber que Henry estaba enamorado de ella (al parecer no se había dado cuenta) declara a un reportero que de haberlo sabido se hubiera entregado, seguramente. El marido, en la carta, dice que no tenía nada que decir sobre las declaraciones de su esposa y dice: Si un hombre no ha podido encarnar el sueño de su mujer en el caballero azul (o algo así), lástima por él; debe admitir que otro lo sustituya. Es típica esta mezcolanza de caballeros azules y de racionalismo materialista.

En su declaración en el juicio de Lyon de 1894 (ver) Kropotkin afirma con certeza que dentro de 10 años habrá revolución final: el tono de seguridad es notable.

 

www.gramsci.org.ar