-64- "Objetividad" del conocimiento. Para los católicos "... toda la teoría idealista reposa sobre la negación de la objetividad de nuestro conocimiento en su conjunto y sobre el monismo idealista del "Espíritu" (equivalente, en cuanto monismo*, al novísimo positivismo de la "Materia"), para el cual el fundamento de la religión, Dios, no existe objetivamente fuera de nosotros, sino que es una creación del intelecto. Por lo tanto, el idealismo, no menos que el materialismo, es radicalmente contrario a la religión."**

*Monismo: concepción común a todos los sistemas filosóficos que tratan de reducir los seres y fenómenos del universo a una idea o sustancia única, de la cual derivan y con la cual se identifican.

* Cfr. el artículo del padre Mario Barbera en la Civiltà Cattolica del 19 de junio de 1929.

El problema de la "objetividad" del conocimiento, según la filosofía de la praxis, puede ser elaborado partiendo de la proposición (contenida en el prefacio de la Crítica de la economía política), de que "los hombres adquieren conciencia (del conflicto entre las fuerzas materiales de producción), en el terreno ideológico", de las formas jurídicas, políticas, religiosas, artísticas, filosóficas. ¿Pero esta conciencia se limita al conflicto entre las fuerzas materiales de producción y las relaciones de producción -según la letra del texto- o se refiere a todo conocimiento consciente? Este es el punto que es preciso elaborar y que puede serlo con todo el conjunto de la doctrina sobre el valor de las superestructuras. ¿Qué significará, en ese caso, el término "monismo"?. No precisamente materialismo ni idealismo, sino identidad de los contrarios en el acto histórico concreto, es decir, actividad humana (historia-espíritu) en concreto, indisolublemente unida a cierta "materia organizada (historizada), a la naturaleza transformada por el hombre. Filosofía del acto (praxis, desenvolvimiento), pera no del acto "puro", sino del acto "impuro" real, en el sentido más profano y mundano de la palabra.

 Cfr. Cuaderno 4 (XIII), pp. 66 bis-67

 

http://www.gramsci.org.ar