CARTA A JULIA SCHUCHT [170]

[Roma, 23-I-1937; L.C. 882]

Cara Iulca,

ya sabes que no me acostumbré nunca a recibir felicitaciones ni a darlas. A decir verdad, me parecen tonterías (o me lo parecían) convencionales, pero para los chicos la cosa, sin duda, no ha sido convencional (y tampoco para ti, cara). Sólo que me ha parecido comprender que todos vosotros habéis creído que teníais que "felicitarme" el 12, cuando en realidad nací el 22 (y creo entender el origen del error), y por eso quiero que se me felicite a mi gusto: en este caso quiero irremisiblemente una hermosa fotografía de los chicos y tuya. Una fotografía bien hecha, por un buen fotógrafo, y no un jueguecillo de aficionado. No entiendo por qué no me mandas más a menudo fotografías vuestras; ¿por el gasto? No lo creo. ¿Por otra razón? Han pasado ya más de diez años sin vernos; ¿por qué no vernos más a menudo de esa forma? Para mí la cuestión es distinta, muy distinta, y tú lo comprendes, según creo: 1ero) tendría que pasar por las gestiones de la policía, y este 1ero) es ya decisivo para mí. Cara Iulca, mándame buenas fotografías de todos, en grupo e individualmente. Cara, te abrazo,

Antonio.

Abrazo también a tu buena madre, si me lo permite.

170 Junto con unas pocas líneas a su hijo Giuliano, ésta es la última carta (fechada) de Gramsci publicada hasta hoy (cierre de redacción: 11 de febrero de 1968).

 

http://www.gramsci.org.ar