CARTA A LA MADRE

[Formia, 8-III-1934; L.C. 8381

Carissima mamma,

el año pasado no me fue posible mandarte una felicitación por tu santo, a causa de las graves condiciones de salud en que me encontraba precisamente por estas fechas. No quiero que pase también este año sin recordarte mi gran cariño.

Tatiana ha tenido informada a Teresina de mis nuevas condiciones de vida que, aun no siendo de las mejores, no pueden, ciertamente, compararse con las de hace un año. No he escrito hasta ahora porque he estado siempre un poco trastornado, y también porque sabía que Tatiana, que viene a visitarme cada domingo, os tenía informadas.

Todavía no soy dueño de mis fuerzas físicas e intelectuales; en los últimos tiempos que pasé en Turi me desgasté de una manera catastrófica, y la recuperación es muy lenta, con recaídas y oscilaciones. Por lo demás, tú sabes que soy muy resistente, y que tengo una cierta reserva de energías y de paciencia que me han permitido superar hasta ahora los momentos, a veces muy bruscos, que he tenido que atravesar.

Tengo pocas noticias de tus condiciones de salud [167]: Teresina escribe poco, así como Grazietta. Espero escribir regularmente a partir de ahora, aunque no muy a menudo. Recibo noticias de Giulia y de los niños, y me parece que sus condiciones no son malas.

Carissima mamma, te abrazo con todo mi afecto, junto con todos los de casa,

Antonio.

167 La madre de Gramsci había muerto el 30 de diciembre de 1932. La familia prefirió no darle la noticia.

http://www.gramsci.org.ar