Filosofía de la práctica y "economicismo histórico". Confusión entre los dos conceptos. Pero hay que plantear el siguiente problema: ¿qué importancia hay que reconocer al "economicismo" en el desarrollo de los métodos de investigación historiográfica, admitiendo que el economicismo no puede confundirse con la filosofía de la práctica? Es indudable que un grupo de financieros que tengan intereses en un país determinado pueden guiar la política de ese país, llevarlo a una guerra o alejarlo de ella; pero la averiguación de ese hecho no es "filosofía de la práctica", sino "economicismo histórico", o sea, afirmación de que "inmediatamente", como "ocasión", los hechos han sido influidos por determinados intereses de grupo, etc. También es verdad que el "olor del petróleo" puede atraer males considerables sobre un país, etc. Pero esas afirmaciones, incluso una vez controladas, probadas, etc., siguen sin ser filosofía de la práctica; aún más: pueden ser aceptadas y formuladas por alguien que rechace in toto la filosofía de la práctica. Se puede decir que el factor económico (entendido en el sentido inmediato y judaico del economicismo histórico) no es sino uno de tantos modos de presentarse el proceso histórico más profundo (factor de raza, religión, etc.), mientras que lo que la filosofía de la práctica quiere explicar es ese proceso más profundo, y precisamente por ello es una filosofía, una "antropología", y no simplemente un canon de investigación histórica. (U. IV; PP 183184.)

www.gramsci.org.ar