CARTA A PIERO SRAFFA [91]

[Ustica, 11-XII-1926; L.C. 15]

Querido amigo,

he llegado a Ustica el 7 de diciembre, tras un viaje algo incómodo (como comprenderás), pero muy interesante. Estoy en óptimas condiciones de salud. Ustica será para mí una estancia bastante agradable desde el punto de vista de la existencia animal, porque el clima es excelente y puedo dar paseos muy higiénicos; tú sabes que no tengo muchas pretensiones en cuanto a las comodidades generales, y que puedo vivir con muy poco. Algo me preocupa el problema del tedio, que no podrá resolverse sólo con los paseos y el contacto con los amigos. Por el momento somos catorce amigos, Bordiga entre ellos. Me dirijo a ti para que tengas la bondad de mandarme algún libro. Querría tener un buen tratado de economía y hacienda para el estudio, un libro básico que elijas tú según tu criterio. Cuando te sea posible, mándame también algún libro y alguna revista de cultura general que consideres de interés para mí. Querido amigo, tú conoces mis condiciones familiares y sabes lo difícil que me va a ser recibir libros como no sea de algún amigo personal. Créeme que no me habría atrevido a causarte esta molestia si no fuera por la necesidad de resolver este problema del embrutecimiento intelectual, que me preocupa especialmente.

Te abrazo con afecto,

A. Gramsci.

Mi dirección: A.G. --Ustica (prov. de Palermo).

91 Piero Sraffa, economista, compañero y amigo de juventud de Gramsci, uno de sus contactos principales, junto con Tatiana Schucht, durante el período de la cárcel. Sraffa fue el que informó a Togliatti de la existencia de los Cuadernos de la cárcel, de Gramsci, y el que, siguiendo las instrucciones de Togliatti, se ocupó de poner esos textos a salvo en Moscú. Profesor en Cambridge. Ha dedicado la mayor parte de su vida académica a la edición de las obras de David Ricardo (cfr. nota 107). Sraffa se ha jubilado recientemente y ha publicado estudios económicos propios. Goza de gran autoridad científica.

http://www.gramsci.org.ar